ENERGÍA NUCLEAR: EL PODER DEL ÁTOMO

ENERGÍAS RENOVABLES


LA ENERGÍA SOLAR
(Sección en construcción)

Ante los problemas que están planteando los actuales combustibles y formas de obtención de energía que tanto necesitamos los humanos, cada vez más vamos siendo conscientes de la necesidad imperiosa de encontrar recursos energéticos alternativos: las denominadas energías renovables.

La energía solar, que se conoce desde hace muchos años, se está convirtiendo en una de estas energías alternativas que luchan con gran fuerza por hacerse un hueco, gracias a que es barata, limpia y, sobre todo, inagotable.

¿QUÉ ES LA ENERGÍA SOLAR?

Desde un punto de vista amplio el concepto "energía solar" hace referencia a la luz (energía luminosa) y al calor (energía calorífica) que el astro rey emite y es aprovechable por los humanos. Podemos definir la energía solar como el aprovechamiento de ese calor calor y luz del sol (formas de energía) por los seres humanos mediante su aprovechamiento directo o su transformación en otras formas de energía.

La instalación de centrales de energía solar en la zonas marcadas en el mapa podría proveer algo más que la energía actualmente consumida en el mundo (asumiendo una eficiencia de conversión energética del 8%), incluyendo la proveniente de calor, energía eléctrica, combustibles fósiles, etcétera. Los colores indican la radiación solar promedio entre 1991 y 1993 (tres años, calculada sobre la base de 24 horas por día y considerando la nubosidad observada mediante satélites).

¿CÓMO SE APROVECHA LA ENERGÍA

Puesto que el sol nos aporta luz y calor, se pueden aprovechar ambos en nuestro beneficio y de distintas maneras, además de la utilización directa que desde los primeros tiempos hemos hecho de dichas formas de energía:

- Energía solar térmica. Consiste en producir calor para calefacción, agua corriente sanitaria o también electricidad. Incluso se ha llegado a lograrse producir frío.

- Energía solar fotovoltaica. Se utiliza para producir electricidad mediante placas o paneles con semiconductores de silicio que, al incidir sobre ellos la luz solar, excitan sus electrones provocando diferencias de potencial.

Para producir cantidades importantes de electricidad se requieren grandes superficies de paneles, aunque recientemente se han desarrollado paneles que aprovechan hasta el 40% de la energía solar a un coste menor.

Concretamente en España han teniendo un importante auge los denominados huertos solares, grandes instalaciones para producir electricidad de manera industrial y en la que se puede permitir la inversión de los particulares. También los aerogeneradores han salpicado toda la geografía española, convirtiendo a nuestra nación en la segunda productora de este tipo de renovable, con 15.145 MW en 2007, sólo por detrás de Alemania, si bien en dicho ejercicio se colocó a la cabeza en cuanto a crecimiento de su capacidad generadora, al inatalar 3.522 megavatios (un 30,8% respecto al ejercicio anterior y un 41% respecto al crecimiento de la UE).

ver noticia.